Redacción: Una Historia de Amor


Manolo se asomó a la ventanilla y sonrió: estaban sobrevolando China. Había estado ahorrando durante tres años para aquel viaje a Japón, donde esperaba conseguir trabajo. Manolo no tenía familia, habían muerto todos en una explosión de gas mientras él estaba en la guardería. Tras eso, vivió en un orfanato y trabajó en lo que pudo, y de esos trabajos pudo sacar el dinero.

Todos sus amigos le decían que irse a Japón era una locura y que allí no encontraría nada, pero a Manolo le daba igual lo que dijesen, puesto que él de pequeño leía manga a todas horas, y así se enamoró de Japón.

Al llegar, Manolo estaba mudo de asombro: había muchas luces de colores iluminando rótulos que no entendía y muchísima gente paseando por las calles, visitando los museos, haciendo fotos…

Antes de comenzar a buscar trabajo, Manolo iba a hacer unos días de turismo. Como no tenía ni idea de japonés y el inglés no era su fuerte, había contratado una guía de allí para que le llevase a los sitios más emblemáticos y más interesantes de Japón. Aquella guía se llamaba Nakitika, y cada día que pasaba con ella se enamoraba más y más, hasta que un día le dijo: ”Te quiero” y ella le respondió: “Yo también”.

Manolo encontró trabajo y se casó con Nakitika, hasta que un día anunciaron la inminente erupción de un volcán cercano, y empezaron a evacuar las ciudades cercanas a él. Manolo estaba recogiendo ya sus cosas cuando Nakitika le anunció que su religión le decía que cuando el volcán estallase ella se tenía que quedar donde estaba para servir de sacrificio a su dios, Aldun. Manolo tuvo entonces que decidir entre quedarse con Nakitika y morir o salvarse, dejando atrás al amor de su vida. Optó por esta última, pero cuando ya estaba en el andén del tren que lo llevaría a un lugar seguro, se acordó de sus momentos juntos, de todo lo que habían pasado y decidió volver con Nakitika, pensando que su vida ya no tendría sentido sin ella.

Al final el volcán estalló y su lava alcanzó a Manolo y Nakitika, que murieron entre horribles sufrimientos, pero en el fondo felices de estar juntos de nuevo.

  • Mateo Periago
  • 04/04/2016 15:50:32
  • 0
  • Trabajos
  • Tweet

 


Deja un comentario

*

Los comentarios son revisados antes de publicarse!

Enviar comentario

Una Historia de Amor

Esta es la historia de amor que me he inventado como trabajo para el colegio.

Una Historia de Amor

El blog de Mateo

Hola! soy Mateo, tengo 16 años y este es mi blog.

follow us in feedly